Afrontando el estrés

Afrontando el estrés

Afrontando el estrés

¿Sabías que en chino, la palabra “crisis” se escribe en dos palabras?

Wei- Ji (Wei - Chi)


Esto significa Peligro - Oportunidad, y para esta cultura, eso forma la crisis. ¿Qué curioso no? Suena super simple, pero sabemos que en la realidad se torna súper complejo este contexto, por que a fin de cuentas, esta es la pregunta: ¿Qué prefieres ver? ¿El peligro, o la oportunidad? 

Pues a mi me gusta verlo algo así, todos los peligros, pequeños, medianos y grandes, se enfrentan ante la oportunidad de aprender algo nuevo. Y sabemos que ese nuevo asusta, pero es momento de darle la bienvenida a todos estos cambios que hagan despertarnos, es hora de abrazarlos, porque sólo así podremos ver la oportunidad dentro de la crisis. 

Y para eso, debemos visualizar nuestra mente como un jardín, tu jardín, ¿qué quieres plantar en tu jardín, qué quieres cultivar, de qué quieres proteger ese jardín? Eso es cuidarnos del estrés. ¿Dónde está tu pensamiento, recibiendo una sobre estimulación de lo que se muestra? ¿De qué estás sobre estimulando a tu pensamiento, de crisis o de oportunidad?

Aquí entra el estrés es un mecanismo de defensa que tiene el cuerpo, se llama Lucha Huída, que está presente en nuestro cerebro desde la época de las cavernas. Eso te sirve para que puedas vivir más tiempo, tu cerebro quiere que vivas el mayor tiempo posible. Entonces, si nuestra atención se basa en el miedo y la culpa (el miedo es un sistema de control, utilizado hace siglos por sistemas económicos, religiosos y políticos para poder mover a una masa de manera fácil), nuestra reacción biológica es generar cortisol en todo el cuerpo, eso hace que no duermas bien (por que el sueño profundo podría ser un riesgo ante un peligro), hace que subas de peso (el cuerpo es tan sabio que empieza a acumular sangre en la parte abdominal para proteger la mayoría de órganos) y un sin fin de otras consecuencias. 

El día de hoy pregúntate, hazte consciente, ¿Esto que voy a mirar, me va a dar estrés? ¿Esto que voy a comer, me va a hacer bien? ¿De dónde viene, por donde pasó? No siembro esto en mi jardín. ¿Voy a ver una película que me va a angustiar?¿Voy a darle cortisol gratis a mi cuerpo? 

Visualicemos y conectemos con el ente superior de acuerdo a lo que cada uno crea. 

“No sé cómo vamos a traer paz, pero se va a lograr, y se va a lograr de manera conjunta”  Y luego de eso ponle atención a lo que quieras cultivar, si pones la atención en la realidad catastrófica, esa va a ser tu realidad personal. 

Pero IMPORTANTE, para que esto suceda, debemos poner límites, no digamos que si cuando queríamos decir que yo, por que de ahí viene la culpa, que se transforma en enojo, contigo mismo y con el otro. Miedo y culpa, sacarlas de raíz, darnos de cuenta de todo lo que cargamos que no nos corresponde. 

HOY: sé la persona que te gustaría encontrarte. Sé el ejemplo, el ejemplo es contundente. Transfórmate en algo tan lindo que la gente ya no te comparta cosas feas porque las vas a rebotar, y estoy segura que de esto se hace una ola expansiva que contagia a todos. 

Este momento tan difícil, es de los más importantes para sentir gratitud, sabemos que no es fácil, pero todos tenemos ese poder y esa facultad innata de agradecer lo que sí tenemos. Tu pulso, tus piernas, tomar un vaso de agua, un baño, conviértete en un experto del agradecimiento. 

Espero que esto te sirva, 

Te mando un abrazo, Rosi ✨


Dejar un comentario

Por favor tenga en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados

Este sitio está protegido por reCAPTCHA y se aplican la Política de privacidad de Google y los Términos del servicio.


You may also like Ver todo